Soufflé de bacon y queso thermomix

Soufflé de bacon y queso thermomix:

Los soufflés son unos de los platos más deliciosos y delicados que existen. El sabor es estupendo pero hay que tener cuidado ya que con la mínima pueden perder el bonito volumen que los caracteriza. Uno de los más ricos que yo he probado es este soufflé de bacon y queso preparado de forma muy sencilla con la ayuda  de thermomix, que os aconsejo que en cuanto podáis lo probéis.

Preparación:  15 min     Cocción:  15 min     Raciones: 6 pers

INGREDIENTES:

Ingredientes para receta de soufflé de bacon y queso thermomix

  • 30 g de harina
  • 100 gr de crujiente de bacon
  • 250 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 70 gr de queso emmental rallado
  • 30 gr de mantequilla
  • una pizca de nuez moscada
  • 2 ramas de perejil fresco picado
  • sal
  • pimienta

PREPARACIÓN:

Pasos a seguir para hacer esta receta de soufflé de bacon y queso thermomix

  1. Precalentamos el horno a 200ºC .
  2. Preparamos los moldes individuales, untándolos con mantequilla , así no se nos pegará el soufflé al molde.
Montamos las claras:
  1. Es importante que el vaso esté perfectamente limpio, sin ningún resto de grasa. Y también, que las claras no tengan ningún resto de cascarón ni de yema.
  2. Añadimos las claras al vaso con una pizca de sal. Ponemos la mariposa en las cuchillas. Tapamos y quitamos el cubilete (así les entrará más aire y subirán más). Programamos 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 3½.
  3. Echamos las claras en un recipiente grande y las guardamos en la nevera hasta que las vayamos a utilizar de nuevo.
Preparamos la bechamel:
  1. Ponemos la mantequilla y la calentamos 2 minutos, 100º, velocidad 1.
  2. Añadimos la harina y cocinamos 2 minutos, 100º, velocidad 2.
  3. Añadimos la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta y mezclamos a velocidad 7 durante 5 segundos.
  4. Después programamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 4.
Preparamos  los soufflés:
  1. Ponemos la bechamel en un bol grande porque será donde mezclemos todo. Dejamos que se enfríe un poquito.
  2. Añadimos las yemas de huevo batidas y mezclamos bien.
  3. Añadimos el queso rallado, el bacon y el perejil y mezclamos bien.
  4. Por último añadimos las claras y lo removemos de manera envolvente y con cuidado para que no se bajen las claras mucho, nunca haciendo círculos.
  5. Colocamos nuestra mezcla en los moldes individuales. Aquí es importante que tratéis de aplanar con cuidado la mezcla en los moldes ya que así el dorado será más uniforme y no se os quemará ningun piquito.
  6. Los metemos en el horno a 200ºC durante 10-15 minutos. Depende de los hornos, y del molde que utilicéis, pero lo que es fundamental es que no abráis el horno hasta que estén cocinados porque si no se desinflarán (mínimo que hayan pasado 10 minutos cocinándose). Sabréis que están cocinados cuando hayan cogido un buen color dorado y hayan crecido.

Nota esta receta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTE LA RECETA